Un viaje integral para lograr el cambio que necesitas, en 3 etapas de 5 meses cada una.
Ten en cuenta que: una mujer que se ha desdibujado y ha perdido su figura, no se ve, no se mira, no se toca, no se siente.


Programa

Tienes miedo, te has abandonado, te refugias en la comida, en tu cueva, en ti misma, sales huyendo, no eres capaz de enfrentarte a eso que te desgasta…necesitas gritar y liberarte…sientes que es tu momento…

Abraza tu miedo y ven… ven con todo, con todas tus compuertas, con todo tu pasado, con todas tus heridas, tendremos la oportunidad de ir soltando… juntas.

  • Sueñas con soltar el peso que llevas en tu cuerpo.

  • Te gustaría mirarte de verdad y verte mejor.

  • Has probado mil dietas y ninguna funciona realmente.

  • Te aburres en el gimnasio o el ejercicio no es para ti.

  • Consigues mantener tus hábitos durante solo la primera semana…


  • Si quieres realmente sumergirte y lograr el cambio real físico y emocional que necesitas.

  • Si quieres recuperar con amor el funcionamiento de tu cuerpo.

  • Si has dicho basta a muchas de las cosas que te suceden, pero no logras salir.

  • Si quieres venir a trabajarte, a sudar, a mover tus emociones, a ser realmente tu.


¿qué incluye el programa?

Voy a ayudarte a que

  • Actives tu cuerpo de nuevo y conectes con tus emociones.

  • A que sueltes creencias, miedos y preocupaciones a través del movimiento, Yoga, meditaciones, y salidas a la naturaleza, para que te reencuentres contigo misma, con tu esencia, y hagas las paces con tu niña interior.

  • A que liberes el sufrimiento, el abandono, la culpa y pongas foco en las cosas maravillosas que van a sucederte acompañada de este grupo tan especial, de mujeres como tu.

  • A que recuperes el control sobre tu vida, tus hábitos, y comiences a sonreir de nuevo, por dentro y por fuera

  • A que consigas el equilibrio en tus ingestas, sepas reconocer que comer, que te sienta bien y que no… y a que sueltes la ansiedad.

Alimentación para sanarte por dentro y por fuera

Alimentación para sanarte por dentro y por fuera

Trabajo físico-corporal individual

Trabajo físico-corporal individual


Contenido

Ya no nos escondemos, no disimulamos, ahora creamos… en grupo, con mujeres que vibran en tu misma sintonía

Acompañamiento grupal en 10 meses.

  • Consta de sesiones combinadas en sala y en la naturaleza (en los alrededores de Barcelona) + Grupo de whassap

  • Nos reuniremos 3 veces al mes, dejando una semana de integración y prácticas en casa.

 

Navegarás por 3 etapas diferentes:

  • 1º etapa: Adquisición de herramientas: Los primeros 5 meses

  • 2º etapa: La puesta en práctica: Los siguientes 5 meses

  • 3º etapa opcional: Supervisión grupal online, mas encuentros mensuales en la naturaleza, para seguir disfrutando y compartiendo.

  • Comenzamos en Enero 2019

  • Solo hay 12 plazas disponibles

 


Realmente, da igual el peso que te sobre, lo importante es como te sientes, como te sientes tu por dentro, con 2, 5, 10 o 30 kg de mas. Son las capas que necesitas soltar y los temas que aún tienes que resolver que derivan en eso…

Eso es lo que ves… pero detrás de eso, está el abandono, tu niña interior, tu relación con la comida, con tus parejas, el amor que buscas fuera y no dentro, el estrés, la huida, el me como los problemas de los otros, el me protejo y creo grasa, el no me miro, no me siento y todas las corazas que te forjas para que no te hagan daño.

Alimentación para sanarte por dentro y por fuera

Alimentación para sanarte por dentro y por fuera


Yo estuve ahí, y en muchas ocasiones sigo estando.Dentro del sofá absorbida…en modo pausa.

 

Durante mi recorrido profesional en la consulta, hace mas de 10 años, han ido llegando a mi, muchos pacientes, mayoritariamente mujeres…todas tenéis muchas cosas en común.

Llegabais desde una dolencia física, el hombro, la rodilla, la pelvis… con ansiedad, con un problema de infertilidad, de sobrepeso, de excemas en la piel, con dolores horrorosos en el sangrado o sin sangrado… Llegabais huyendo, con temas por resolver…

Pero ahí no estaba el origen, y continuábamos arreglando los ciclos, el sueño, la alimentación, sanando a mamá y a papá… liberando los juicios, las autoimposiciones, los miedos, las carencias…

Nada es solo físico, nada es solo emocional, tenemos un 50% de ambos.

A través de vosotras, yo también sano… y se van cayendo mis capas, y cerrando mis grietas, gracias a vosotras…

Pero creo profundamente que hay que dar un paso mas, y aprovechar el potencial femenino, desde el grupo.  Desde el grupo, es mas fácil sanar, mirarnos, estar…

Aquí ya no soy solo yo, somos todas.

Necesitamos cogernos de las manos, y darnos impulso…esto no es un proceso ni fácil ni corto… Por lo que un acompañamiento grupal es mas que necesario.

A veces solas, no podemos… tenemos los mismos miedos, la misma ansiedad, la misma pereza…que te arrastra a seguir igual, el mismo abandono…es hora de enfrentarnos juntas…

Porque si yo me caigo, tu me motivas…y al revés, sumemos fuerzas para lograr el cambio real que necesitamos, aportando, intercambiando, creando sostén, porque somos valiosas.

Empoderamiento femenino

Empoderamiento femenino

Fuerza de grupo

Fuerza de grupo


“Todo lo que se pierde se encuentra… Así que, no venimos a perder peso, sino a soltar todo lo que nos sobra, sea físico o emocional”


Formaciones y vivencias

Antiguamente las mujeres estábamos juntas, no rivalizábamos, sino que nos nutríamos unas de otras, sumando fuerzas… las tareas eran compartidas…

Ahora, a no ser de que tengas suerte y hayas encontrado una tribu maravillosa, las mujeres estamos solas, trabajamos, nos encargamos de la casa, del marido, de los niños y quizás sacamos algo de tiempo para nosotras….

Las mujeres hemos perdido parte de nuestro poder, hemos perdido nuestras formas femeninas, nuestra intuición y nuestros saberes…

Te hablo de volver a la naturaleza, recuperar los movimientos circulares, tonificar el cuerpo y la mente, trabajar por ti y para ti…preparándote para salir al mundo

Existen grandes enseñanzas, pero la mas grande es cuando la incorporas y la haces tuya.


“Doy gracias a todas mis circunstancias, a todo mi pasado…porque sin el no sería quien soy ahora”.


  • Yo comencé por el quiromasaje a desarrollar mi tacto.

 

  • Me sumergí en la osteopatía, gracias a mis maestros, me dio el poder de relacionar cosas, convirtiéndome en el sabueso detrás de su premio, consiguiendo resolver el laberinto. La osteopatía, me enseña la parte física, la de comenzar en el diafragma, seguir por la pelvis y terminar en el cráneo desbloqueando toda la cadena de lesión. Y la parte emocional, relacionando las lesiones con hechos.

 

  • El biomagnetismo medico, después de una gran infección en mi propia oreja a punto de operación, llegó a mi para darme una nueva visión sobre como enfermamos y los patógenos que alteran nuestro pH. El mundo de los bichitos se había abierto ante mi…


 

  • Estudie fisioterapia, donde profundicé e hice una buena base, me especialicé en fisioterapia neurológica, empecé a entender que sucede dentro, el sistema nervioso central es alucinante y me adentré en el recobrar el movimiento perdido, haciendo mover no desde la el elemento inmóvil (la mano, por ejemplo) sino desde la cabeza.

 

  • Doy gracias a las niñas de Gimnasia Deportiva con las que trabajé que me enseñaron a ver los miedos, los que se ven evidentes, y los que no. Ellas fueron las primeras a las que apliqué y reformulé las técnicas de PNL y los desbloqueos emocionales.

  • El yoga restaurativo, el osteothai, pusieron mi cuerpo en el centro, y entendí que hay que trabajar desde el, para sanar la mente.

 

  • Los scouts me enseñaron a transmitir valores y saberes a través de la naturaleza, a hacerme fuerte, a encontrar mi sitio y a valorar las cosas. A programar actividades, a improvisar, a reírme de mi misma, a ir al limite y superarlo.

 

  • La danza, la medicina energética, los temazcales, el fuego y las mujeres, me hicieron reconectar e integrar todo el conocimiento en mi, me recordaron mi esencia, aprendi lo que era el sostén, hicieron que recobrara el equilibrio y me dirigiera hasta aquí… hasta lo que se hacer bien… que es leer entre líneas…los mensajes del cuerpo.


 


Testimonios:

También quiero ese resultado, esta mujer hace lo que yo necesito

Yo llegue muerta de miedo, frustrada y agotada. No me atrevía a caminar derecha ni a sonreír, no me planteaba que era capaz de conseguir nada, mi vida era una profunda rutina, a penas salía de casa. Tras este trabajo hecho para mujeres y por mujeres veo las diferentes partes de mi, que antes negaba. Y no solo eso, sino que también puedo sentirlas y moverlas, disfrutando de ellas. Quería salir del sofá y lo he hecho, me siento liberada, ahora tengo herramientas y rutinas con las que trabajarme cada día.
— Nuria-
Yo quería rehacer mi sistema hormonal, recuperar el funcionamiento de mi útero, y que mis reglas fueran constantes. Las sesiones grupales han sido espectaculares, trabajando el enraizamiento, movimientos circulares y ejercicios de medicina energética. También he hecho sesiones individuales de acupuntura, osteopatía visceral y de biomagnetismo. Durante estos 8 meses he aprendido a mirarme y a admirar mi cuerpo, he tomado la determinación de salir hacia fuera, sanando la relación conmigo misma y con los hombres.
Ahora siento que mi pelvis ha florecido, me siento tranquila, dejo fluir, abriéndome a la vida con los miedos resueltos.
— Alba-
“No quiero agitar la casera” Me da miedo la explosión a quitar el tapón, no estoy segura de poder sostenerme, perder el control. ¿Confío en el grupo? No las conozco…
Al dia siguiente se disiparon las dudas, di el paso y fui, me sentí en casa desde el primer momento, todo fluyó suave como un río, al principio, luego llegaron los altos, las curvas, el estancamiento, la fuerza del grupo me sostuvo, llegando todas juntas a un mismo mar”
— Gloria-
Antes de realizar el programa “Saliendo del sofá” no me atrevía a aceptar ni a reconocer que no me amaba. Siempre buscaba el reconocimiento y el amor fuera. Nunca en mí. He traspasado mi autorrechazo. Gracias a esta experiencia en grupo he empezado a aceptarme tal y como soy, ya no me avergüenzo de mi cuerpo y disfruto con el. He aprendido a escucharme, a saber lo que necesito, cuidándome y dándome tiempo para mi. Se han cumplido mis expectativas ya que la alimentación y mejor dicho, el peso, ya no es un problema para mi, ya no necesito esconderme. Siento mucha gratitud a este trabajo en equipo.
— Alejandra

¿Tienes dudas? Lee las preguntas frecuentes o escríbeme sin compromiso